¿Blanqueamiento dental en niños?

Resulta poco común que se plante esta pregunta. Sin embargo, en ocasiones a consulta llegan padres con el propósito de hacer un blanqueamiento dental a sus hijos. Este tratamiento es muy normal en adultos como método estético, sin embargo, en casos aislados y dependiendo de diferentes factores, también puede realizarse en niños con una determinada edad. Hoy en Dentistainfantiltoledo vamos a contaros cual es el momento ideal para hacer un blanqueamiento dental.

1.Blanqueamiento dental: requisitos del paciente

En primer lugar, para poder realizar un blanqueamiento dental la boca del paciente no debe tener ningún tipo de problema. Es decir, los dientes deben estar completamente sanos sin presentar caries o traumatismos, del igual modo ocurre con las encías. Debemos tener en cuenta que este procedimiento puede ser agresivo para la boca de un niño. Respecto a la edad, los especialistas recomienda no hacer el primer blanqueamiento dental hasta haber cumplido la mayoría de edad. Sin embargo, en casos extremos, se puede realizar este tratamiento una vez que el niño haya cumplido los catorce años. A esta edad se ha producido la sustitución completa de los dientes de leche por la dentadura definitiva y la pulpa esta totalmente desarrollada.

Sin embargo, muchos padres comenten el error querer blanquear los dientes de sus hijos cuando aún no han sustituido todos sus los dientes de leche. Esto se debe a que desconocen que la dentadura definitiva es más amarilla que los dientes de leche. La boca de niños y niñas cambia constantemente, no solo en relación al crecimiento sino también en cuanto a la erupción dental. Por ello, hasta que no se haya producido el recambio completo no se pueden realizar este tipo de tratamientos.

2.¿Como se realiza un blanqueamiento dental?

Si vuestro hijo ya ha sustituido todos sus dientes de leche y tiene la boca sana, entonces estará en disposición de poder hacerse un blanqueamiento dental. Antes de nada, deciros que este procedimiento si se realiza por un especialista los dientes no sufren ningún daño.

El proceso de blanqueamiento dental es muy simple. Para comenzar, el odontólogo colocara una sustancia que protege las encías alrededor de cada diente. Más tarde aplicara un gel blanqueador sobre cada unas de las piezas. Finalmente, mediante el uso de un láser, el cual se aplicara durante un tiempo determinado, la sustancia se activara cambiando el color que presenta el diente. Normalmente, se pueden obtener hasta 6 tonos diferentes de color blanco. El tipo de intervención dependerá de si se quieren eliminar manchas superficiales o profundas.

3.¿Por que nuestro hijo tiene los dientes amarillos o negros?

Existen varias razones por las que un niño tiene los dientes amarillos. La primera de todas ellas, y de la que ya hemos hablado, tiene que ver con la dentadura definitiva. Los dientes definitivos son más amarillos que los de leche. Además, hay otros motivos por los que un diente es más oscuro de lo habitual como por ejemplo, la ingesta excesiva de refrescos azucarados, caramelos o dulces. Asimismo, también existe la posibilidad de que un solo diente este negro, ya que tras un golpe fuerte los dientes afectados suelen volverse oscuros. Por esta razón, insistimos en que debéis llevar a vuestros hijos a un dentista de forma regular. Esta persona es la única que puede determinar con exactitud el motivo por el cual el paciente tiene los dientes oscuros o amarillos.

4. Hábitos que ayudan a mantener los dientes blancos:

Para finalizar, vamos a mostraros algunas costumbres que ayudan a mantener los dientes de vuestros hijos blancos y sanos:

4.1 Higiene dental diaria: cepillarse los dientes después de cada comida es muy importante. Nos evitara futuros problemas relacionados con la caries, así como ayudara a mantener el color original de los dientes.

4.2 Evitar ciertos alimentos: los refrescos con azúcar, las chucherías, los helados o los caramelos, contiene gran cantidad de azúcar y otros componentes que manchan los dientes. Además facilitan la aparición de caries.

4.3 Visitas al dentista: nuestros hijos deben visitar regularmente un dentista desde que cumplen los 3 años de edad.

4.4 Dieta sana: además de evitar alimentos con alto contenido en azúcar se recomienda ingerir grandes cantidades de frutas y lácteos.

4.5 Usar una pasta blanqueante: en casos extremos y solamente en niños con más de 12 años se podrá usar las pastas blanqueantes. Aunque no son tan efectivos como un blanqueamiento dental, este tipo de productos pueden remediar el problema en parte. Existen muchas marcas de blanqueamientos dentales fáciles de adquirir por Internet que tienen agentes pulidores y abrasivos que aclaran los dientes. Sin embargo, para que actué correctamente se deben cepillar mínimo tres veces al día los dientes.

En conclusión, recordar que la dentadura definitiva es más amarilla que los dientes de leche. Además, el blanqueamiento dental en niños solo se puede hacer cuando han sustituido todos los dientes.

Así afecta la anodoncia a la boca

¿Que es la anodoncia?

Hoy queremos hablaros de una enfermedad dental rara que puede afectar a la salud bucodental de los niños. Nos referimos a la anodoncia una dolencia poco común y congénita que se caracteriza por la falta de varios dientes e incluso todos. Un adulto con un desarrollo correcto de todos sus dientes presentara entre 28 y 32 piezas en función de si sus muelas del juicio han erupcionado o no.

Sin embargo, las personas que padecen anodoncia se caracterizan por no tener todos los dientes de su boca pues no han logrado desarrollarlos. La anodoncia tiene su origen entre la quinta y sexta semana de gestación del bebe en el útero de la madre. En esta fase de la gestación los humanos desarrollamos la sustancia básica que posteriormente dará lugar a nuestros dientes, más tarde en el cuarto mes de embarazo se inicia el desarrollo del tejido duro, los gérmenes de nuestros dientes. Pero, si durante esta fase del embarazo algún proceso falla puede provocar que los dientes no terminen de formarse.

¿Que tipos de anodoncia existen?

A) Anodoncia total: como su propio nombre indica, la anodoncia total se caracteriza por la ausencia de todos los dientes. Esta dolencia puede afectar tanto a los dientes de leche como a los definitivos, sin embargo, se trata de una enfermedad de la que apenas existen casos registrados. Suele desarrollarse más en hombres que en mujeres y además, está estrechamente relacionada con otros trastornos severos como la displasia ectodérmica. La displasia ectodérmica es una enfermedad que se caracteriza por la malformación de la piel, el pelo, las glándulas sudoríparas y los dientes.

B) Anodoncia parcial: en este caso, la dolencia no es tan grave ya que presenta la ausencia de solo uno o varios dientes. La hipodoncia, termino que también se utiliza para referirse a la anodoncia parcial es mucho más frecuente en los niños. Tras años de investigación, aún se desconoce la causa de esta enfermedad, sin embargo, se ha demostrado que afecta fundamentalmente al maxilar superior y a los incisivos, haciendo especial hincapié en los terceros molares (muelas del juicio).

¿Cuales son las consecuencias de la Anodoncia?

En los casos más severos de anodoncia, la ausencia de los dientes puede provocar consecuencias nefastas para la salud dental de los niños. Estas consecuencias son las más importantes:

1) Estéticas: cuando los dientes que faltan son los que mostramos al sonreír (incisivos y caninos) puede causar problemas de autoestima en algunos niños. Mientras que por otra parte, la falta de algunos dientes desencadena la perdida de parte del hueso de la mandíbula dando lugar a deformaciones en los rasgos de la cara, como el hundimiento de los labios o ensanchamiento de la boca.

2) Funcionales: al no estar presentes todos los dientes necesarios para la correcta masticación, muchos niños necesitan ayuda externa por parte de mecanismos para poder triturar bien los alimentos. Además, las diferencia entre las prótesis y los dientes de los pacientes ocasionan problemas durante la trituración de los alimentos obligando a los niños a ejecutar nuevos movimientos de masticación. Por último, la anodoncia causa dificultades para pronunciar ciertos fonemas y sonidos donde la legua y los dientes o la lengua y los labios son necesarios para la pronunciación de algunas palabras.

¿Que tratamiento tiene la Anodoncia?

Los tratamientos para esta enfermedad congénita dependen del número de dientes que falten en la boca del paciente y de si se sufre alguna otra dolencia. Por ejemplo, si la anodoncia está presente como única enfermedad en la boca del niño bastara con colocar implantes en el hueco dejado por el diente. Como siempre os aconsejamos, la mejor forma de prevenir cualquier enfermedad dental es llevando a vuestros hijos a un chequeo dental una vez al año, a partir de los 6 meses de edad.

En las revisiones rutinarios de los odontopediatras resulta fácil detectar este tipo de problemas. Si nuestro bebe ha cumplido 9 meses y todavía no ha desarrollado ningún diente de leche es muy importante que visite cuanto antes a un dentista, ya que probablemente sufra anodoncia. Una vez confirmada la anodoncia, será el momento de practicarle distintos exámenes y pruebas para determinar que tratamiento es el más conveniente para el niño, normalmente la implantología.

Una vez que el odontopediatra haya decidido que la implantología es la mejor solución, procederá a insertar una serie de diminutos tornillos de titanio en el hueso de la mandíbula. Cada uno de estos tornillos de titanio simula la función que realizan las raíces de los dientes verdaderos. Más adelante, se atornillan a ellos unos implantes de cerámica hechos a medida y con la misma forma de los dientes reales y las mismas propiedades del esmalte dental.