La halitosis infantil, un problema más que frecuente en los niños

Aunque normalmente lo relacionemos con los adultos, son muchos niños los que sufren de este problema de mal aliento.

Este no es solo un problema que ataña a la salud bucal, si no que puede ser el indicador de otros problemas incluso más graves.

Una cosa que no se debe confundir es el propio mal aliento que tienen algunas bocas nada más despertar por falta de salivación mientras se está durmiendo, ya que en este caso es ese el motivo principal, con un mal olor en cualquier otra parte del día y sin motivo aparente.

 

¿Cuáles son las principales causas de la halitosis infantil?

 

  • Mala higiene: Cuando no se realiza un correcto cepillado, es normal que restos de comida puedan quedarse entre los dientes, y por tanto las bacterias se alojen en los dientes, las encías, la lengua e incluso la garganta. Si los restos se quedan durante una larga temporada en su boca, hacen que esto tenga un mal olor y, además, puedan ser motivo de una próxima infección.

 

  • Caries: Cuando los más pequeños sufren de caries o abscesos dentanles estos en ocasiones provocan un olor desagradable, el cual puede ser la causa de la halitosis de tu hijo. Lo que se debe hacer es sellar o extraer ese diente lo antes posible para evitar su extensión por el resto de piezas dentales y que estas se expandan a los dientes definitivos.

 

  • Gingivitis: Esta enfermedad que padecen algunos niños, además de provocar el sangrado de las encías, va a hacer que su boca tenga un mal olor, debido a la convivencia de los dientes con la propia Lo ideal es que los niños no tengan que pasar por este problema de salud, ya que es mucho más grave, y lo normal es que sea una enfermedad bucal más común en adultos.

 

  • Infección sinusal: Esta afecta a las fosas nasales y la garganta, haciendo que se recoja un líquido dentro de ellas que puede causarle congestión nasal o dolor en la garganta. En este caso, esto puede ser o no provocado por una mala higiene, pero lo que está claro es que cambiando sus hábitos no va a conseguir solventar estos problemas, sino que deberá acudir a un pediatra.

 

  • Amigdalitis: Se trata de la inflamación de las amígdalas, las cuales cuando presentan este aspecto tienen unas manchas blancas en su interior. Esta infección produce mal aliento en la boca de su pequeño, por lo que necesitará acudir a un médico para que le receten antibiótico y deshacerse del problema.

 

¿Cómo podemos evitar la halitosis infantil?

 

Para evitar este problema tan desagradable es muy importante que su hijo cepille correctamente sus dientes y encías, y en algunos casos usted mismo debe revisarlo para corroborar que esto se ha hecho bien.

En cualquier caso, si tiene alguna duda siempre puede llamar a nuestro número de teléfono o acudir a nuestra clínica Praxis Dental para que le hagamos una revisión sin compromiso.

Los dientes de tiburón en la infancia

Aunque se le llame de una manera un poco asustadiza, los dientes de tiburón no es más que cuando las piezas dentales definitivas nacen por detrás de los dientes de leche, por lo que la boca del niño presenta más dientes de los que debe tener una boca normal.

Cuando sus piezas dentales comienzan a desarrollarse, la boca del pequeño tendrá hasta 20 dientes de leche, por lo normal, y no será hasta los 5 ó 6 años cuando en la boca de este comiencen a aparecer los dientes definitivos.

Casi todos los niños empiezan a cambiar en primer lugar los dientes incisivos centrales inferiores, que son en este caso los que dan nombre a este problema que nos atañe hoy.

 

¿Por qué crecen así los dientes de tiburón?

 

Este problema en la boca de los niños se puede dar por tres causas principales:

  • En algunos casos, las raíces de los dientes de leche no se reabsorben como deberían, por lo que los dientes definitivos nacen por detrás de estos
  • También en ocasiones la mandíbula no presenta el espacio suficiente para que crezcan estos dientes, y por lo tanto nacen en cualquier otro lado cercano al que debiesen.
  • Lo más común es que este problema se deba a una simple desviación de los dientes definitivos de su lugar debido.

 

¿Qué se debe hacer si no se caen estos dientes?

 

Aunque lo normal es que estos dientes se caigan por sí mismos, algunas personas llegan a tener este apiñamiento, sin saber que aún mantienen los dientes de leche, hasta después de haber superado la mayoría de edad. Esto es debido a no haber acudido al dentista en su momento, y no habérsele extraído estas piezas sobrantes.

Este problema, que padecen más del 10 % de los niños, en muchas ocasiones se solucionan cuando estos últimos, al comenzar a crecer los dientes definitivos, presionan con su lengua a los dientes de leche, provocando su caída antes de que su permanencia cause problemas mayores.

Si este problema no se soluciona lo que ocurre es que se produce un apiñamiento y maloclusión dental en su dentadura, y se deba acudir a un dentista para provocar su correcta colocación.

 

Aunque no es un problema grave, y normalmente no necesita de ninguna intervención por parte del odontopediatra, es importante que se vigile y es por ello que si vuestro hijo presenta este problema en la boca, os animamos a que realicéis vuestra visita a nuestra clínica Praxis Dental.

 

¿Deben tomar chuches los niños?

Aunque todos sabemos que el azúcar es el principal causante de las caries, no es peligroso por sí mismo.

Otros alimentos los cuales pertenecen a los grupos de hidratos de carbono también dañan el esmalte de los dientes debido al ácido que generan, y por lo tanto, facilitan la aparición de las caries.

Algunas chucherías son bastante perjudiciales, debido a que son muy persistentes y se pegan a las piezas dentales. Debido a ello, y aunque pensemos que los dientes ya están limpios, pueden provocar caries a la larga.

Aunque no lo creamos, en muchas ocasiones, no solo tienen que ver con la caries los alimentos que introducen en sus pequeñas bocas, si no que en parte, muchos de los factores que hacen que sean más propensos a la aparición de fracturas en sus dientes es la propia genética.

 

¿Qué chuches son las que más afectan a sus dientes?

 

Dejando los genes a un lado, y volviendo a los azúcares que son el tema que vamos a tratar hoy, queremos contaros cuáles son las chucherías que pueden hacer que nuestros niños padezcan caries o no.

Estos son los caramelos masticables, como ya hemos dicho anteriormente, son más pegajosos y por tanto son los más dañinos para sus dientes, ya que se quedan en las fisuras, en las muelas, y es muy difícil deshacerse de ellos incluso después del cepillado. De esta forma, los dientes están expuestos durante mayor tiempo al azúcar, que lo único que hace es convertir las bacterias en ácidos y deteriorar el esmalte y los dientes.

 

¿Qué podemos hacer para disminuir el riesgo de caries a causa de las chuches?

 

Para que nuestros pequeños no sufran este tipo de problemas, podemos seguir una serie de consejos que harán que sus dientes estén mucho más sanos:

  • En vez de comprarles chucherías que se basan en la mordida, debería hacerse con las que se comen a través de la succión, o lo que es lo mismo, chupándolas. De esta forma evitaremos que queden restos posteriormente en sus dientes. Además, si son de las que se comen en poco tiempo, también hacemos que sus dientes estén menos tiempo en contacto con el azúcar.
  • Deben lavarse los dientes justo después de ingerir estos alimentos. Acompáñalo mientras lo hace para vigilar que lo haga de forma minuciosa y eliminando cualquier trozo de la superficie dental.
  • Si quieres darle chuches a tu pequeño, no se las administres de una en una a lo largo del día, si no que debes dárselas todas a la vez para que no les cree adicción.

 

Por lo tanto, dando respuesta al título de nuestro post, los niños sí pueden tomar chucherías, pero siempre de forma moderada y vigilada por los adultos.

 

Si tienes cualquier duda sobre este tema, o cualquier otro acerca de los dientes de los más pequeños de la casa puedes acudir a nuestra clínica Praxis Dental o ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderle.

¿Por qué les salen manchas en los dientes a los niños?

Normalmente los dientes de los más pequeños son de color blanco al iniciar su aparición, pero con el paso del tiempo, el color de los mismos va alterándose.

A pesar de que el color en algunos casos no es el blanco inicial que tienen cuando les salen sus primeros dientes de leche, no tienen por qué estar manchados, sino que cada persona tiene una tonalidad de color diferente en sus piezas dentales. El tema a tratar viene cuando aparecen unas manchas en los dientes de un color que nada tiene que ver con el normal de las piezas del niño.

Tipos de manchas en los dientes según su color

 

  • Gris oscuro / negro: Puede provenir de un derrame de sangre en la pulpa del diente, lo cual no podrá ser eliminado por ningún tratamiento. Esto podría provenir de un traumatismo o un diente roto.

 

  • Marrón grisáceo: Este color también puede ser producido después de un golpe o al romperse. Este proceso se conoce como necrosis o gangrena pulpar. Este problema puede producirse por otros motivos, pero normalmente son por los mencionados.

Esto ocurre cuando el tejido pulpar del interior del diente se inflama e impide que el riego sanguíneo sea el correcto, por lo que se degrada el tejido y se produce una degeneración. Por este motivo el diente pierde la sensibilidad, pero es muy doloroso al tocarlo debido a que sale pus y bacterias a la periápice.

  • Amarillo – verdoso: Se trata de una mancha producida por la escasa limpieza de los dientes al hacerse un cúmulo de Para eliminarla es necesario utilizar un abrasivo, pero tenderá a volver a aparecer, por lo que lo más conveniente es insistir en las zonas manchadas del diente durante el cepillado y mejorar la limpieza diaria de los mismos.

 

  • Naranja: Esta también puede estar producida por múltiples bacterias, las cuales se pueden eliminar con una buena limpieza bucal. Estas se crean al final del diente, junto a las encías, o en la parte interior del diente, ya que se llega en menor medida con el cepillo.

 

  • Negro: Esta mancha puede producirse por:

Utilización de medicamentos con una fuerte base de hierro, aquellos que tuvieron que ser administrados en tubos de cristal (para evitar el contacto con los dientes). A pesar de que no se elimina frotando ni cepillándolo, con el paso del tiempo irá desapareciendo poco a poco sin utilizar nada para remediarlo

Caries: Cuando la caries pasa a su fase final toma este color, ya que las bacterias ya se han hecho dueñas de la pieza dental. Una vez que esta caries se extiende, el resto del diente puede llegar a hablandarse, por ello lo mejor es acudir rápidamente al odontopediatra.

  • Amarillo / marrón: Este color de las manchas puede producirse debido a la utilización de antibióticos con tetraciclina. Este medicamento no debe utilizarse en el embarazo, ya que aunque los dientes tardan en salir, se empiezan a formar en el útero materno, lo que puede hacer que estos salgan con esa coloración. Podría ocurrir tanto en los dientes temporales como en los definitivos.

 

  • Blanco: Las manchas de color blanco pueden provenir por diversos motivos, pero los más frecuentes son:

Fluorosis: Esto es debido a la utilización excesiva de pastas de dientes con fluor. Las manchas aparecen con un aspecto moteado al perder parte del esmalte en algunos casos y quedar expuesta la dentina. En algunos casos estas manchas pueden tener otros colores debido a que la dentina anteriormente mencionada se tiñe con el color de diferentes sustancias que puedan ingerir.

Caries: En sus etapas iniciales la caries se ve de color blanco, también llamada caries de leche. Esto se produce debido a la desmineralización del esmalte. Para que este color desaparezca y consigo eliminar este problema, se debe curar y eliminar la caries para que no continúe avanzando y el problema vaya a mayores.

Como has podido ver cada color indica un tipo de problema totalmente diferente y variable en cada uno de los casos. Por ello lo mejor para evitar este tipo de problemas es tener una buena higiene dental y practicar de forma correcta el cepillado en los dientes de los más pequeños.

Además, es necesario acudir de cada cierto tiempo, o en vista de la aparición de algún problema al odonpediatra, por lo que desde Praxis Dental les animamos a hacernos su primera visita y cuidar de forma adecuada los dientes de los más pequeños.

¿Cómo debe ser la pasta de dientes infantil?

El cepillado con una buena pasta de dientes es el mejor método para prevenir la aparición de caries, el principal problema de los más pequeños, y la placa bacteriana. Esto acompañado de una buena dieta, podrá hacer que la salud dental de nuestros hijos sea envidiable.

Hay que tener muy en cuenta que la utilización de pastas de dientes con flúor en niños puede desembocar en diferentes problemas, debido a que, si se ingieren de forma accidental pueden producir:

  • Fluorosis esquelética: Esto significa que el flúor se puede acumular en los huesos, debilitándolos de tal manera que los hace mucho más frágiles y quebradizos.

 

  • Fluorosis dental: El flúor se va acumulando en los dientes, ya sean de leche o definitivos, y esto puede hacer que en un futuro tras ser golpeados o sufrir una caída se rompan fácilmente, además de poder sufrir tinciones en los mismos de por vida.

 

Por ello es muy importante saber elegir una buena pasta de dientes, y hay que tener en cuenta la concentración de flúor en la misma.

Esta deberá variar según la edad del niño, lo cual habrá que ir adaptando a medida que este vaya creciendo. Hay que tener mucho cuidado ya que las pastas dentífricas que más flúor tienen son las mejores para prevenir la caries y guiándonos con ello, puede derivar en otros problemas.

 

¿Cómo deben utilizar la pasta de dientes los más pequeños?

 

Las recomendaciones para el uso de pasta de dientes con flúor en niños son las siguientes:

  • De 6 meses a 2 años: Dos veces al día con una pasta de dientes con 500 ppm (partes por millón) de flúor y la cantidad similar a un guisante. No es seguro que esta cantidad de flúor sea efectiva, por lo que lo más recomendable, es que en estas edades aprendan a cepillarse, aun sin pasta de dientes, para adquirir el hábito de hacerlo diariamente.

 

  • De 2 a 6 años: Dos veces al día con una pasta de dientes que contenga entre 1.000 y 1.450 ppm de flúor, con la misma cantidad que en la anterior etapa. Esta cantidad de flúor ya es efectiva, en la protección de caries, por lo que es totalmente recomendable que practiquen el cepillado con la pasta de dientes.

 

  • A partir de 6 años: Dos veces al día con una pasta de dientes con 450 ppm de flúor y con 1 ó 2 cm de pasta dentífrica.

La elección entre las diferentes pastas de dientes que hay en el mercado ya estaría en manos de los padres o de los propios niños, ya que existen diferentes sabores.

Además, existen algunas pastas de dientes que no contienen gluten y son las más recomendables para personas celíacas.


 

 

¿Qué pasta de dientes es la más adecuada?

 

Si quieres conocer la cantidad de flúor que tiene cada dentífrico, a continuación os dejamos una lista de los más conocidos y recomendados para niños:

 

  • Primeros dientes Chico: 0 ppm
  • PhB Petit: 250 ppm
  • Signal Dentífrico Infantil: 450 ppm
  • Lacer Infantil Gel Dental: 500 ppm
  • Fluor Kin Infantil: 500 ppm
  • Fluocaril Gel Kids: 500 ppm
  • Fluor Kin Junior Gel: 800 ppm
  • Gum Junior Pasta Dental: 1.000 ppm
  • Vitis Junior: 1.000 ppm
  • Elmex AC Junior: 1.400 ppm
  • Interapothek Gel Dental: 1.469 ppm
  • Lacer Junior: 1.500 ppm

 

 

Si tienes alguna duda sobre cuál es la más aconsejable para tus pequeños, acude a nuestra clínica Praxis Dental y resolveremos todas tus dudas.

La anestesia en la odontopediatría

Muchos padres cuando acuden nuestra clínica nos preguntan sus dudas sobre el uso de la anestesia en los más pequeños. Esta es una de sus principales preocupaciones cuando el niño debe someterse a algún tratamiento dental.

En casi todos los tratamientos se utiliza la anestesia local

Normalmente, cualquier procedimiento odontológico necesita anestesia local para evitar que el paciente sienta el dolor que pueden producir algunos de los tratamientos que realizamos en dientes o encías, ya sea un adulto o un niño.

Por ello, cuando acuden padres acompañados de sus hijos a nuestra Clínica Praxis Dental, nos encargamos de explicarles todo lo que necesiten, y por supuesto, cómo se realiza la anestesia local en edades infantiles. Este es un proceso que adaptamos al organismo del niño, para evitar el propio dolor que puede sufrir pero sin hacer ni provocar que pueda tener efectos secundarios en su cuerpo. Además, le explicaremos al pequeño sobre la sensación que tendrá en su boca tras la anestesia, ya que es algo que puede que no haya experimentado nunca.

Los niños, al igual que los adultos, experimentan la misma sensación de dolor tratamientos odontológicos, por ello es imposible someter a un niño a un tratamiento sin anestesia. La cantidad de esta última variará en función del peso del niño y su edad, por lo que la dosis no tiene nada que ver con la que se le puede llegar a administrar a un adulto.

La sedación infantil es algo normal, debido a que los niños se someten en numerosas ocasiones a intervenciones odontopediátricas como los empastes dentales para poner fin a sus caries. Estas por tanto necesitan anestesia local.

Dejando a un lado el miedo al dentista

Cuantas menos molestias y menos dolor tengan los niños en el tratamiento, menos rechazo y miedo mostrarán al tener que volver a la consulta. A través de un uso adecuado de la anestesia local en los niños, conseguiremos que sea una experiencia agradable y así reducimos la posibilidad de problemas de ansiedad en tratamientos posteriores.

Nuestra Clínica Praxis Dental, está especializada en el cuidado dental de niños y adolescentes, por lo que dominamos a la perfección la dosis de anestesia que deben recibir nuestros pacientes para que puedan recibir los tratamientos que les sean necesarios de manera indolora.

 

La gingivitis infantil

El sangrado de las encías tanto en niños como adultos es un alarmante de que el tejido de soporte de los dientes está dañándose.

La principal causa de la aparición de problemas en las encías o gingivitis en los niños es debido a la acumulación de placa bacteriana en dientes, o en las propias encías por una mala higiene dental. Si esta no se elimina se produce una inflamación y por consecuencia, se retraen. Por ello es muy importante que los niños cuiden su boca y tengan unos hábitos adecuados en su higiene dental. Este es un problema muy común, sobre todo en niños mayores de 7 años de edad. Es importante también vigilar su higiene dental cuando los pequeños entran en la pre adolescencia, ya que los cambios hormonales aumentan la circulación sanguínea facilitando por tanto la inflamación de las encías.

¿Cuáles son los síntomas de la gingivitis infantil?

Este problema se presenta cuando se produce:

  • Inflamación y enrojecimiento de las encías
  • Dolor en los dientes
  • Sangrado al comer o cepillarse los dientes
  • Sensación de que las encías se mueven y los dientes se separan
  • Alitosis
  • Abcesos en las encías, en los casos más graves

¿Qué es la gingivitis herpética?

 

Esta tipología de gingivitis aparece en bebes mayores de seis meses y se trata de una infección viral. En su boca aparecen llagas, y al igual que en la gingivitis simple, sus encías se inflaman, se enrojecen e incluso sangran. Además, este problema les puede producir fiebre, dolor de garganta, problemas al tragar e incluso inflamación en los ganglios del cuello.

Esta gingivitis se trata con un antiséptico y un anestésico tópico para ayudar a calmar el dolor, además su pediatra puede prescribirle un antivírico oral para la propagación del virus. Con un adecuado tratamiento, la fiebre podría ceder en una semana, y las llagas se curarían en aproximadamente dos semanas.

¿Cómo prevenir la gingivitis en los niños?

 

Es necesario que los padres vigilen y enseñen a sus hijos buenos hábitos de higiene bucal, para ello deben llevarlos periódicamente a revisiones odontológicas desde su nacimiento. Existen diferentes elementos como cepillos, vasos y dentífricos diseñados especialmente para atraer a los más pequeños, y así, de manera divertida lavarse los dientes les pueda resultar incluso un juego.

En Praxis Dental le enseñaremos diferentes técnicas de cepillado y cuáles son los dentífricos adecuados para la correcta salud bucal del niño. Además de revisar toda su boca y aconsejarle los tratamientos más adecuados para darle solución a este problema.